Connect with us

La coherencia de Fabio Aru

Ciclistas

La coherencia de Fabio Aru

El año en el que muchos ya piensan traerá novedades para Astana. Ropa nueva, bicicletas nuevas,… todo nuevo, e incluso un calendario nuevo para el que será su líder destacado, aunque ¿nuevo? No del todo, será similar al de 2015. En efecto Fabio Aru retoma el camino y vuelve al recorrido que le resulta más cómodo, el doblete Giro-Vuelta, las dos grandes menores para muchos, pero también dan prestigio y caché.

Y es que el Tour de Aru, su primer Tour, fue revelador en este tipo de ciclistas que en ciertos escenarios se sienten cómodos y brillan y en otros no. Italianos que iban bien en el Giro pero no en el Tour han habido muchos, y algunos muy recientes: Simoni, Di Luca, Garzelli, Casagrande, Gotti,… Aru es un dinamitero, un incansable buscador de alternativas que minen el poder de rivales que a la postre son mejores. Le pasó con Contador en el Giro de 2015 y también en la Vuelta que ganó., pero no en el Tour, donde la incertiumbre muchas veces reside en los acompañantes del podio de Froome, vista la superioridad del británico y su equipo.

En este Tour, Fabio Aru luchó por estar en el top ten. En algunas etapas su ataque fue de lo poco potable que se vio. Ataques por otro lado que no iban contra los mejores de la carrera y sí a apuntalar su sitio en la general, pues en disposición de ganar etapas, tampoco estuvo. Al final una caída camino de Morzine le dejó fuera del top ten, quedándose en la decimotercera plaza.

Claro, ser el 13 en una carrera cuando vienes de ganar una grande, de ser podio en otras, ser el 13 cuando eres un ganador, habitualmente en papeles de protagonista, pues no gusta, lógico, normal y coherente. Aru no necesita, no por el momento, el Tour para ser un ciclista querido. Está claro que el Tour te da lo que otras carreras nunca te darán, pero como se te cruce, te acaba costando años de salud.

Y Aru en ese sentido es coherente. Se ve con un Giro que sale de casa, de su Cerdeña natal, con un recorrido que no le va mal del todo, pues Aru ha demostrado varias veces que no se amilana en cronos llanas aunque parezca que le van a la contra, con cimas y etapas que le van bien… y luego la Vuelta, la grande que siempre tendrá en su corazón por ser la primera que ganó.

Aru ha mamado el ciclismo de Vincenzo Nibali, y éste creo que tuvo claro que las circunstancias de su victoria en el Tour difícilmente se volverían a dar, por eso rápido se descolgó de aquella famosa quiniela del Tour de 2015 donde se le situaba entre Contador, Froome y Nairo. Nibali se ha hecho grande en Lombardía, en el Giro, incluso en los Juegos, Aru lo sabe y quiere seguir ese camino.

Endura LDB Summer 2019 – ROT

Y además Italia se relame ante la dualidad que se les plantea como aquella de Guerra-Binda, Coppi-Bartali, Gimondi-Necini. Moser-Saronni, Pantani-Simoni,… ahora tiene un duelo Aru-Nibali, un duelo de periferia, un duelo isleño, un duelo que en definitiva demuestra que hay vida más allá del Tour, al que muchos quieren optar pero que sólo gana uno.

Imagen tomada de SRM

INFO

Bkool ya tiene a punto su nuevo simulador

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio