Connect with us

La penúltima caída de Juanjo

Destacado

La penúltima caída de Juanjo

Ayer, cuando pude hablar con Bernat, su entrenador, sobre el accidente que sufrieron, tanto él, como Juanjo Méndez y un tercer compañero, en la tan ciclista carretera de La Roca, no vi atisbo de indignación en mi interlocutor. Ni indignación, ni reproches, como si no estuviéramos en la gota que colma el vaso, aunque bien pensado, quizá es que el vaso se colmó hace tiempo y esto no hace más que rebosar.

Las virtudes de Juanjo Méndez creo que son patentes nada más verle. Sólo sugerir su nombre y lo que hace suponen un punto y a parte. Juanjo ha caído muchas veces, su equilibro es frágil, lo es desde el accidente de moto que le cambió la vida para siempre, pero que sea frágil no significa que no exista, porque existe y hace gala de ello, motivando a cientos, a miles de personas…

Porque la imagen de Juanjo es un icono. Una imagen suya compitiendo en Río fue la foto del año en Irlanda, se le ve en documentales, en carteles, en publicidades,… es un símbolo, un símbolo que además ahora se ve tocado y amenazado. Si al colectivo le quitan un tótem como Juanjo, ¿qué referentes le quedan?

Y no son referentes cualquiera, porque con Juanjo tenemos las virtudes del ciclismo llevadas a su nivel top: superación, sacrificio, sufrimiento,… y una sonrisa ante la adversidad. Esta vez han tocado alguien muy querido por la gente del ciclismo que este fin de semana viven sus días grandes por la QH en la reunión por excelencia de mucha de la gente que ama este deporte. Aún no comprendo cómo puede haber gente que siga pensando que esto no va con ellos.

Escuchando el accidente de Juanjo, uno se espanta cuando oye que el conductor que lo atropelló “no nos vio”. Es terrible, es aterrador, los ciclistas no se ven en la carretera, no sé si se acabará necesitando una baliza o quizá señal acústica que distingan hasta los delfines, no lo sé, pero creo que si hiciéramos una estadística, la no visibilidad de los ciclistas saldría como la principal causa de atropellos.

Algunos es lógico que no vean a los ciclistas porque ni se reconocerían en el espejo, pues van drogados o bebidos, pero es que una amplia mayoría de los conductores que causan accidentes admite no haber visto a sus víctimas, como si la siguiente curva o la entrada de autopista tampoco habrían de verla. Y es que queda la sensación de que el ciclista sigue sin tomarse en serio, y así será complicado lograr algo.

Endura LDB Summer 2019 – ROT

INFO

Si estas vacaciones te llevas la bici en el coche mira los portabicicletas de Cruz

Endura LDB Summer 2019
1 Comment

1 Comment

  1. Esdras Francisco

    17 de junio, 2017 at 0:46

    Todos o la mayoría conducimos, así que eso de que «no lo vi» es inaceptable. Por favor, a todos los conductores en general, seamos más conscientes y tolerantes con todo ser viviente a nuestro alrededor. Ciclista o no, tenemos familia que nos esperan en casa. Respetemos la vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Destacado

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio