Connect with us

Lagos de Covadonga, el santuario colombiano de la Vuelta

Lagos de Covadonga- ciclismo colombiano JoanSeguidor

Ciclismo antiguo

Lagos de Covadonga, el santuario colombiano de la Vuelta

Lagos de Covadonga, el santuario colombiano de la Vuelta

Cambrils Automatico Posts

Oliverio, Lucho y Nairo ganaron en Covadonga cuando la Vuelta

Cambrils Movil 300×100

Vuelvo a esa imagen de Oliverio Rincón cuando cruzó la meta en Lagos de Covadonga en 1993.

Su pelo oscuro y liso, su piel cobriza de nativo americano, los ojos achinados, ese porte delgadísimo de escalador, el uniforme rojo del equipo Amaya y la sonrisa en los labios mientras pasa la raya.

Antes de soltar las manos de la bicicleta para levantar los brazos Oliverio repite un gesto que también hemos visto hacer a Nairo en esta cima: con la mano derecha traza la figura de una cruz persignándose en el instante mismo de la victoria.

Rincón, el jovencito Rincón consagrándose en la cumbre de la montaña, como un Cristo que sufre por su redención.

Allá, en ese santuario y esas montañas donde la leyenda dice que se libró la batalla épica contra los musulmanes en España, se consagraron los grandes ciclistas de la Vuelta a España: Perico Delgado, Lale Cubinos, Raymond Dietzen…

Cuando la televisión descubrió los Lagos de Covadonga

Berria 2020 -gif

Allá atacaban con furia los colombianos: vimos a Lucho casi sentenciar la Vuelta del 87 en esas cumbres y lo volvimos a ver coronándose rey de la montaña en el 91.

Vimos al jovencito Oliverio estrenándose en Europa, ese muchachito maravilla que había hecho parir a Fabio Parra en el Alto de la Línea, donde le arrebató una Vuelta a Colombia al veterano que acababa de ser segundo en España.

Como vimos a Nairo consiguiendo una de sus victorias más espectaculares hace un par de años.

Covadonga con su virgen y sus cuevas y sus lagos llenos de niebla y su leyenda épica es algo más que una montaña de desniveles atroces.

Covadonga es el santuario castellano de los grandes escaladores, “el Alpe d’Huez” al otro lado de los Pirineos, como dijo Hinault.

Cuesta creer que hubieran descubierto tan tarde, apenas en 1983, este maravilloso final para el sufrimiento y la gloria.

Conoce el conjunto más elegante de Gobik 

Una vez más, esta montaña decidirá quiénes podrían perder la Vuelta a España.

 

Una vez más aquellos pequeños ciclistas de piel morena se dejarán sudor y sangre sobre la ruta, su propio calvario de redención en esas tierras tan lejanas, con el anhelo de ser ellos los que crucen los dedos al persignarse en la línea de llegada.

 

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Ciclismo antiguo

Inicio