Connect with us

Chava Jiménez & Marco Pantani: el ciclismo en la montaña rusa

Chava Jiménez JoanSeguidor

Opinión ciclista

Chava Jiménez & Marco Pantani: el ciclismo en la montaña rusa

Chava Jiménez & Marco Pantani: el ciclismo en la montaña rusa

Tiempo de lectura:1 Minuto

MOV_Bkool

Pocos corredores han dejado la huella del Chava Jiménez y Marco Pantani

MOV_Gobik

Quince años hace ya.

Quince años de la muerte de Chava Jiménez por estas fechas

Ciclista que, admitimos, no nos gustaba mucho.

Inconstante, lagunar, excesivamente mediático… lo que queráis, a nuestro juicio.

Uno de esos corredores que como el Guadiana entraba y salía de escena con la misma montaña rusa que trazaba en la pasión del aficionado.

El corredor de días, días para enmarcar, que ponía un país a sus pies.

En el Angliru empezó todo

Eso lo tenía. Era una evidencia.

Qué Vuelta aquella del 98, qué recuerdos le debe despertar a, entre otros, Abraham Olano.

El Chava Jiménez ponía el ciclismo en pie, ponía todo en desorden. Hasta su propio equipo.

El corredor más anárquico de las huestes de Unzue.

Un ciclista afilado, moreno y curtido por los aires de Gredos.

Un alfiler en la resistencia de los rivales, moral y física.

Estos sabían que si el Chava estaba en la ristra, había posibilidad de cualquier cosa.

De que la carrera cayera en barrena, o que el propio Chava quedara fuera de la misma.

Ciclistas como él ahora mismo no los vemos. Otra evidencia.

Ciclistas que no caben en el corazón de la gente, porque revolvieron tanto que dejaron surco.

El día de Vandenbroucke por las murallas, un servidor estaba en Ávila.

Hubo un rugido con la bala valona entrando en meta, hubo un vendaval cuando cruzó el Chava.

Eso había que verlo.

Mov_Gore

Pantani fue otra cosa

Y luego convivió con Marco Pantani.

Rivales no fueron muchas veces.

Eran lo mismo pero diferente.

El español era explosivo, de días, inconstante.

El italiano, romagnolo para más señas, tenía miras más amplias, más a largo plazo.

Aunque Pantani también fue efímero en la cumbre, sus gestas y su carisma yacen intactas.

Su vida fue épica, su muerte legendaria, dando letras y líneas a novelas que especulan tanto sobre su final que en definitiva no sabemos ni qué pudo pasarle.

La celeste de Movistar by Endura 

Marco Pantani y Chava Jiménez: ¿habría uno igual hoy?

Lo dudo.

Podrían gustarnos más o menos, pero enamoraron, dejaron sello y son leyenda.

Y las leyendas, con sus claroscuros, son la moneda, el alimento de una religión que se llama ciclismo.

Es que a pesar de todo, sigue vigente contra todo riesgo, incluso contra el tiempo que vio a ambos.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Chava & Pantani: El ciclismo en la montaña rusa - Ciclo21

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Patrocinado

Inicio