Connect with us

Los listos del carril bici

Carril bici JoanSeguidor

Opinión ciclista

Los listos del carril bici

Los listos del carril bici

LBD Cambrils P

Algunas políticas del carril bici han dado argumentos a sus detractores

Hacía tiempo, lo lamentamos, que no hablábamos de ciclismo urbano, pero esta vez nos llegó en bandeja el tema: el carril bici. Si duda uno de los temas estrellas cuando se habla de bicicletas por ciudades.

Uno de los economistas que se popularizó en la no tan lejana crisis del euro y esos días que mirábamos la prima de riesgo como comprobamos la temperatura por la mañana, Jose María Gay de Liébana le ha dedicado un rato al carril bici, como podría habérselo ofrecido al sexo de los ángeles.

LBD Campus Melcior M

Ya veis el percal.

El problema no es que Gay de Líebana, a quien he leído muchas veces, cuando la corbata no nos llegaba al cuello en tiempos de caída en picado, hable así, que también, el problema es quien ha hecho del carril bici el centro de su delirio.

Y nos explicamos.

Gay de Líebana se despacha contra el carril bici de forma tan injusta como oportunista, porque antes hubo quien se lo puso en bandeja.

El slogan del carril bici en unas elecciones puede ser atractivo y proporcionar un buen puñado de votos. El problema viene cuando se plasma un plan desordenado, provocando molestias en terceros –viandantes, trabajadores de reparto y vecinos, principalmente-.


En El Velódromo…


En esos momentos el carril bici es lo más contraproducente para la bicicleta y su profusión, porque provoca ira y odio hacia ella, consiguiendo que todo el mundo generalice con tanta ligereza como la que muestra Gay de Liébana.

Podemos compartir parte del discurso de un economista metido a urbanista, sobre todo la percepción de ver carriles bici desprovistos de ciclistas porque no respondieron a un plan preconcebido.

El carril bici mal planificado desprestigia la bicicleta

Carriles bici que impiden acceder a los vecinos, o les dificultan, así como esas vías de doble dirección que han dado un susto a más de uno, porque nadie explicó que se iban a poner. Eso sí que ha sido una tragedia, y podríamos estar hasta de acuerdo.

Sin embargo, es triste hablar de “matar a alguien” cuando se gira, porque la tragedia de los ciclistas alcanza límites intolerables, como aducir que se perjudica a la industria del coche.

Es decir que, en ciudades como Madrid y Barcelona, que están apestadas de contaminación y congestión, que un carril bici desplace a los coches es una tragedia para la economía del país.

Si el carril bici saca los coches del centro, mejor

Si la clave de la viabilidad de las fábricas de coches es que estos puedan campar a sus anchas por los centros urbanos pues no sé yo si es un buen negocio.

Es más si el carril bici es disuasorio para los coches, incluso lo daríamos por bien empleado, porque sólo cabe ver las boinas de mierda que coronan algunas ciudades.

Y ya que no habla de economía, que valore el modesto, pero creciente potencial de la economía que surge de la bicicleta por las ciudades.

Porque al final todo suma y no creo que sacar los coches de centros urbanos sea la tragedia de la fábrica de coches patria.

INFO

Conoce las bondades del nuevo remolque de bola de Cruz…

Clic para comentar

Más en Opinión ciclista

Inicio