Connect with us

Organizar un mundial de ciclismo es un marrón

mundial de ciclismo

Opinión ciclista

Organizar un mundial de ciclismo es un marrón

Organizar un mundial de ciclismo es un marrón

Berria 2020 -gif

Una zona como Flandes renuncia a organizar un mundial de ciclismo

No creo equivocarme al decir que el mundial de ciclismo es la carrera más bonita del año.

Salvo contadas ediciones, que estuvieron condicionadas por recorridos insípidos o petrodólares sobre la mesa, lo cierto es que la última vuelta del mundial de ciclismo es uno de los momentazos de la temporada ciclista.

Zozobra, suspense, escorzo en el sofá, sudor frío…

Eso es la última vuelta del mundial de ciclismo.

Sin embargo, una cosa es lo que se ve, otra diferente organizarlo y una muy lejana cuadrar los números.

Eso sí que parece alquimia.

La historia de una renuncia al mundial de ciclismo

En enero de este mismo año, autoridades flamencas decían estar listas para acoger el mundial de ciclismo de 2021.

A saber, calculaban que con un presupuesto de 3,5 millones de euros iba a sacar un rédito de 30 millones.

Esa cuadratura del círculo se podía quedar corta si teníamos presente que hablamos de la Región Ciclista por excelencia, es decir, que el beneficio podía ser mayor.

Como si Flandes ya no estuviera en los circuitos de los viajes motivados por la bicicleta.

Eso, como decimos, fue en enero.

Esta semana hemos sabido que de aquello «nothing».

Geraardsbergen, el pueblo de la capilla, ha declinado seguir en la puja.

La UCI le pide pasta por adelantado, y es demasiado para un pueblo de este tamaño.

La población paga 50.000 euros por el Tour de Flandes, a saber qué les han pedido los de Suiza.

Trek Checkpoint, porque el gravel es para mancharse

La ruina del mundial de ciclismo

Que una zona como Flandes renuncie a tal honor se explica en dos partes.

Por un lado, poco o nada van a mostrar al mundo que éste no conozca ya en la región ciclista por excelencia.

Por el otro a nadie se le escapa la fama que precede esta cita, una leyenda negra que partió desde Ponferrada e hizo escala en Bergen.

Pero si hasta la federación noruega quebró tras el último mundial de ciclismo y eso que allí se respiraba un ambiente y escenario ideales.

Lo cierto es que la UCI debería replantearse qué ocurre en las ciudades por donde pisa o cómo rentabilizar el mejor día de ciclismo del año porque la flamenca no es la primera que sale de la puja.

Creo que otra apuesta del Véneto, zona de riquísima industria ciclista, también declinó organizar.

Ahora viene Innsbruck y luego Yorkshire, donde no hay que ser adivino para saber que irá bien.

Al margen del gentío que se moviliza en UK con el ciclismo, esta la forma de hacer negocios y cuadrar balances de los británicos.

Quizá podrían dar la receta para hacer rentable la cita y que el mundial de ciclismo no pase por la mano de las ciudades como la falsa moneda.

Imagen tomada de FB de Australian Cycling Team

 

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Opinión ciclista

Inicio