El límite de Egan Bernal no parece en las tres grandes

Tuvalum

En el pronóstico de Egan Bernal no hay horizonte marcado

Hay cierto vicio en este ciclismo de prodigios imberbes a jugar a los acertijos y decir cuánto y cuántas carreras ganarán, a qué grande de siempre se equipararán… Egan Bernal entra en esa quiniela.

Leemos que Egan Bernal quiere ganar las tres grandes, podríamos decir, siguiendo la misma lógica que hace unos días con el valiente Remco que está tirando de poca modestia, de ausencia de humildad.

Pero hay una diferencia importante entre el colombiano y Evenepoel, al menos desde nuestra perspectiva, Egan Bernal tiene la facilidad de transmitir ambición, ganas y retos sin el atropello que veces muestra el belga de 19 años…

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Y quizá estemos equivocados…

Sea como fuere ahora mismo el mejor ciclista del mundo lo tenemos en este colombiano fino como un alambre y de mirada larga cuando tiene algo importante en el horizonte.

Como decimos Egan Bernal es ambicioso, pero mide los tiempos, fija esa mirada, pone esa cara de no haber roto un plato que le hace más creíble.

¿Falsa modestia?

Es posible, no conozco campeón alguno que no tuviera un soplo de mala hostia cuando la situación lo requería, ni siquiera el más «polite» de la historia, Miguel Indurain dejaría pasar las cosas como si tal… Egan Bernal no es una excepción.

Es un competidor que nada más aterrizar tenía por la mano el ganar y no hacerlo por los puntos, ha marcado terreno en casa de un cuatro veces campeón del Tour y ahora apunta a las tres grandes.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Jugar a pitonisos con cosas así nos incomoda, cuando vemos quien firma que Evenepoel acabará entre Anquetil e Hinault, pero si son críos.

Ahora bien, si hemos jugar unos cuartos a que Bernal ganará las tres grandes, lo haríamos

Está en el mejor equipo del mundo para lograrlo, ya ha roto el hielo, es el vigente ganador del Tour, cabe no olvidarlo, y tiene unas granas de progresar que supera los límites naturales de los suyos.

Cuando le vimos en aquella etapa de Niza rompiendo el pelotón en un abanico entre Rowe y Kwiatkowski nos pareció lo más, un espejismo.

El plan de Egan Bernal para las tres grande sigue por el Tour, pasa por el Giro y acaba en la Vuelta.

El problema de estos chicos es que van tan deprisa que temo que si no lo logran todo deprisa, hasta pueden cansarse.

Egan Bernal puede apuntar lo que se proponga, quedarse en las grandes incluso diría que es lo obvio, queda camino por recorrer, en su sino puede estar ser una leyenda.

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.