El error de pensar que Valverde era Indurain

Tuvalum

Si Valverde no hubiera sido gestionado como Indurain su palmarés sería aún mas grande

Cuando se escriben ciertas cosas conviene aplicar eso de la venda antes de la herida, cuando se habla de Alejandro Valverde, hay que hacer uso del aviso preventivo.

Y no es otro que sí, que Alejandro Valverde es ahora mismo el mejor ciclista en activo, hablamos de historia, ranking y números, que se emplaza en la zona noble de los mejores de siempre, como hace unos días comentamos, cuando lo situamos segundo en nuestra lista de diez ciclistas españoles imprescindibles de hoy y de ayer.

En ese listado que no dejó indiferencia, emplazamos a Alejandro Valverde en segunda plaza, por delante de Contador, tras Miguel Indurain, por que incluso a día de hoy no hemos visto nada igual que el navarrao.

Y es que, como hablamos con Javier Mínguez en un podcast sobre el ciclismo español hoy y hace 40 años, un podcast que tendremos a punto para el próximo fin de semana, Indurain hubo uno, de hecho uno como Indurain, lo hay cada cierto tiempo, cada ciertas generaciones, diría yo.

No en vano en Bélgica siguen esperando al sucesor de Eddy Merckx, a Evenepoel le cabrea mucho que le comparen con el astro de Bruselas, y en Francia el nuevo Bernard Hinault.

Llevan décadas así, y parece que va para largo.

Pero volviendo sobre Alejandro Valveerde el problema parte del mismo momento que fichó por la estructura que hoy apadrina Movistar y las cosas se hicieron como si Miguel Indurain estuviera al mando… 

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Quince años después vemos que lo que nos comentaba Raúl es una premisa cargada de razón.

Yo no sé si se vio a Indurain cuando ficharon a Valverde, pero que dirigirlos igual era un error de inicio estuvo claro, y no somos ventajistas, lo hemos dicho siempre.

De hecho recuerdo una entrevista que tuvimos con Valverde a finales de su convulso 2007, inquiriéndole por dejar de lado el improbable éxito en el Tour y centrarse en otras cosas, en clásicas, amasar etapas, ser el ciclista total que veíamos en él, sin necesidad de Tour, como en su día lo fueron grandes de siempre como Jalabert y Kelly.

«¿Para qué? -nos respondió- ¿para ganar más veces en Lieja? pero si ya he ganado allí»

Ante esto poco o nada se puede añadir, pero el tiempo nos dio la razón, y no es algo por lo que queramos sacar pecho.

El Tour se ha revelado imposible una vez y otra para Alejandro Valverde, incluso la Vuelta que gana la logra al limite de todo, y con el famoso incidente de Cadel Evans en Monachil ayudando.

Miguel Indurain se vio con claridad que iba para lo que acabó siendo con un libreto que funcionó entonces, lo que no significaba que fuera a funcionar siempre.

El navarro fue único en todo lo que competía a disputar una gran vuelta, al igual que las carreras de un día no se le dieron igual.

Pero la dirección de Caisse d´ Epargne y Movistar insistió e insistió en mantener el plan previsto

Hoy apreciamos como, con Valverde en su ocaso, las tornas cambian, hay otros ciclismos, menos mediáticos en este lado de los Pirineos, pero interesantes y completan su terna de clasicómanos y apuestan por el ciclismo femenino.

Eso es un hecho…

Gore 400×100 MArzo2020

 

Y sí, lo sabemos, como muchas veces hemos hablado y comentado, a Alejandro Valverde poco o nada se le puede pedir, ha ganado mucho, todo lo que se propuso en cada momento, eso lo tenemos claro, pero hablamos de la excelencia, de la historia en letras enormes, gigantescas.

Sólo cabe con quién se juega los cuartos Alejandro Valverde en la historia del ciclismo y pone tenso pensar qué podría haber sido.

Él es muy ajeno a lo que se diga, nos consta, los estadísticos a lo suyo, pensará, pero la suya es una de esas trayectorias de entre un millón, por eso fue, es y será siempre objetivo de nuestros comentarios.

Entradas recomendadas

8 Comentarios

  1. Buenos días, también hemos de tener en cuenta la cabezonería y el empecinamiento de Valverde con el Tour y las grandes vueltas. Eso no es todo responsabilidad del equipo. A él le gusta y le sigue gustando correr dos vueltas al año y dejarse la piel por quedar el décimo. Un saludo

    • es cierto, todo confluye. Verle en el grupo, aguantando sin más… es desesperante

  2. Ni en broma se puede poner a Valverde por delante de contador… Si no hubieran id oa por el… Alguien duda de que posiblemente tendría un par de tours más???. Y si al igual que Valverde se hubiera centrado en clásicas seguramente le hubiera ido también muy bien.

  3. Bueno, es desesperante para ti, él lo pasa muy bien y se lo puede permitir…un ciclista con personalidad propia…
    ¿Mejorable su palmarés? Bueno, si el objetivo fuera Mercx…

  4. Valverde siempre está en la incómoda zona donde ni comes ni te dejan comer, a pocos minutos del líder: lo suficientemente cerca como para que sufra un marcaje brutal por parte de sus rivales y no le dejen pillar la escapada; pero lo suficientemente lejos como para no disfrutar del podio (aunque a veces ha logrado unos meritorios podios, que ya quisieran muchos).
    Quién sabe si se dejara 30 o 40 minutos en una etapa random, si hubiese logrado muchas más victorias de etapa, así como clasificaciones de regularidad o de montaña.
    En cualquier caso, espero seguir viéndolo mientras siga corriendo, ojalá siga muchos años, pero también se ha ganado un merecido descanso. Cuando lo deje, se le echará de menos.

  5. Induráin fue un monstruo en vueltas por etapas, mientras que Valverde ha sido un corredor completísimo, con una facilidad alucinante para las llegadas, con una gran regularidad en vueltas de 3 semanas, pero ni por asomo se acerca a lo de Induráin en las grandes vueltas. Valverde ha dado el máximo y siempre le ha ganado alguien que era mejor que él, a excepción de la Vuelta que ganó. Lo de Induráin era de otro planeta. La manera que tenía de pedalear, una complexión física privilegiada, y unos valores fisiológicos únicos. Induráin arrasaba en las contrarreloj (verle rodar en la cabra era impresionante), y en montaña imponía un ritmo que destrozaba a cualquiera (la etapa con llegada a La Plagne del Tour del 95…el que no sepa de ella, le recomiendo ver la última subida…y se hará una idea del tipo de corredor que era realmente Induráin…un monstruo).

  6. El campeón nace; no se hace

  7. Eso se ha dicho cientos de veces, yo incluido. Tambien hay que decir que a Valverde siempre le ha fallado la cabeza, porque si no yo si creo que tenia capacidad para ganar un Tour.
    De todos modos, como lo dicho, si Valverde se hubiera dedicado a clasicas, carreras de una semana y a ganar etapas por todos lados, y con otra mentalidad, tendria un palmares montruoso.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.