Indurain vs Rominger: una rivalidad incompleta

No hubo tantos duelos directos entre Indurain y Rominger

Entre ayer y hoy, Teledeporte nos ha rescatado dos piezas que explican el punto de inflexión de Tony Rominger y su acceso a la primera línea de rivales de Miguel Indurain.

Si en el Galibier puso su pica en el Tour, cabe decir que en la jornada de los Lagos de Covadonga el suizo alcanzó la convicción que la Vuelta del 92 estaba a su alcance, tras Luz Ardiden en aquella jornada de primavera hostil, en la cima astur Rominger tuvo la certeza que el pequeño murciano, Jesús Montoya era asequible.

Entre ambas etapas median catorce meses, más o menos, y entre, las dos Rominger se erigió como el rival más fuerte y peligroso de Indurain.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Sin embargo, visto hoy, lamentamos que estos dos gigantes no vivieran los duelos que muchos les presumíamos,

No en la cantidad que imaginábamos, pues si quitamos ese Tour del 93, las coincidencias de los dos astros y en plenitud de condiciones no fueron tantas.

Y lo lamentamos, viéndoles destrozar el Tour mano a mano en el Galibier, por que entre los dos sumaron once grandes vueltas en cinco años, una barbaridad de dominio al que sólo se escaparon talentos como Chioccioli, Mauri, Berzin y Jalabert.

Aunque si hiciéramos una pinza entre el primer y último Tour de Miguel Indurain, la lista sólo tendría el nombre de Eugeny Berzin, ganador del Giro del 94.

En medio, dominio total de ambos.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Pero ¿cuántos duelos vimos Indurain vs Rominger?

Pues el Tour de 1993 y poco más.

Esa carrera pudo haber estado más igualada de no haber mediado el desastroso inicio del suizo, que llegó muy perjudicado a la gran montaña.

Hizo falta aquel prodigio hacia el Galibier entre ambos, para que Rominger entrara en aquella carrera que se le había cruzado.

Una subida en la que los dos talentos fueron en paralelo, sacando un mundo al resto, aguantaron Hampsten, Mejía, qué clase tenía, y ese polaco de la goma, Jaskula.

Fuera de esos días, poco más dio esta rivalidad.

Rominger no volvió a ser rival de Indurain en el Tour.

En los años sucesivos llegaría con Vuelta, la tercera, y Giro en el zurrón, y quizá pasado de forma.

Otra cosa fue ese particular pulso por la hora que mantuvieron en otoño de 1994, en el que el suizo voló por muy delante.

Y es que la historia, caprichosa ella, muchas veces nos pone y nos quita los grandes del mapa, con azar e improvisación, dejándonos con las ganas de lo que pudo ser y no fue.

Foto: Parlamento Ciclistahttps://forodeciclismo.mforos.com/30823/10721160-fotos-de-indurain/?pag=2

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.