En la americana está la escuela de la pista (y 2)

Para mí la americana es una prueba espectacular en un velódromo. Cada pareja tiene que estar lo más compensada posible o enfocarse dependiendo de la mejor estrategia posible.

Se juntan muchos factores en la creación de las parejas. Hay dos tipos de dúos, los que buscan puntuar en los sprints y los que trabajan para ganar vueltas. Cada equipo hace su carrera y resulta un espectáculo tan atractivo que a veces hasta el final, no se deciden los colores de la medalla.

Como digo es la carrera más atrayente. Cuando la ves por primera vez, es un poco liosa con tanta gente unos en carrera y otros esperando por arriba para el relevo, pero cuando consigues entenderla es alucinante, aunque a veces es complicado saber dónde está la cabeza de carrera.

Para Sebastián y para mi el reto es ganar, ganar siempre. El objetivo número uno es el Mundial, que es a lo máximo que se puede aspirar al no ser olímpica. No obstante llevamos dos oros europeos consecutivos y eso nos hace consolidarnos como una pareja de garantías para las citas internacionales.

El anhelo desde luego es que volviera a ser parte del programa olímpico. Quizá con la inclusión de las americanas femeninas, veamos cambios. Ojalá así fuera.

A mi me gusta leer la carrera y esperar él momento adecuado para ganar vuelta, Mora es el complemento perfecto para mi porque busco que mi pareja de americana sea un  gran persecucionista para coger vuelta, como lo fue en su día Muntaner con quien logramos cosas tan importantes.

Tenemos que trabajar la punta de velocidad para los sprints con el nuevo formato, con sprints puntuales cada menos tiempo porque ahora con ganar una vuelta vuelta no te aseguras el podio.

Nuestro caché está en consonancia con los éxitos que vamos logrando. Está claro que éste mejora si ganas el titulo europeo o mundial. Pero también es importante la regularidad que se tiene en el calendario internacional y en el circuito de Seis Dias en el que ahora empezamos por Londres. Luego vendrán Amsterdam y posiblemente Rotterdam.

Dentro de la mejora que se nos exige está el observar otras parejas. En ese sentido me gusta mucho la pareja belga son súper rápidos y expertos en Madison. Kenny de Ketele es un gran corredor de seis días y casi siempre esta en el podio de Europeos y mundiales. Últimamente hemos visto el regreso de Cameron Meyer, un auténtico as cuando dejó el velódromo y eso habla del atractivo de la carrera.

Por Albert Torres

Imagen tomada de frontalvision.com

INFO

El Cruz Alu-Bike es un portabicicletas de techo con carril de aluminio. Equipado con doble pomo antirrobo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.