La mitad del camino

Tuvalum

San Miguel de Aralar es un enclave cercano a Pamplona que no está en el camino hacia Santiago propiamente dicho pero que no dista del mismo. La zona es rica en leyendas, historias divulgadas desde ancestros que hoy ponen color en la ruta hacia lo que se consideraba la puerta del final del mundo, del “finis terrae”, de Finisterre. Una de esas historias habla del Perdón, el duro puerto que el penoso vagar del peregrino se encuentra nada más salir de Pamplona. Ahí un incauto al borde de la extenuación vendió su alma al diablo con tal de proseguir la ruta.

Hoy, en Aralar, el incauto pareció Chris Froome y sí al final logró seguir adelante no sé si vendiendo su alma al diablo o a su SRM. Porque lo mejor de la carrera, lo más sustancial lo encontramos en este corredor que hace trece meses parecía Dios y ahora camina en el fino alambre del infortunio y la forma que no llega. Que Froome, tras descolgarse varias veces, tras galopar arriba y abajo por el grupo, siga vivo en la Vuelta es el mejor síntoma de que esta carrera, a medio camino del apóstol, tiene muchos episodios que ofrecer.

Antes de subir a Aralar, tras la crono de ayer, y más conociéndose el abandono definitivo de Nairo Quintana, pareció por un momento que Alberto Contador lo podría tener más sencillo que nunca. Tras Aralar vemos que a rueda del líder que vino a ganar una etapa en la tercera semana están demasiados nombres importantes como para dormir tranquilo.

La crono del Moncayo sirvió para destapar el insustancial camuflaje de un ciclista que tiene su tercera Vuelta en las piernas, de hecho siempre la tuvo, desde el primer día que la carrera se puso seria, desde las mismas calles de Jerez, cuando su equipo le aupó entre los mejores de la crono por equipo inicial. Contador tiene la carrera en su mano sí, pero se ha rodeado de un equipo que ofrece dudas mil. No están con él cuando les necesita y eso en una competición con tantos gallos en tan corto espacio de tiempo es peligrosísimo. Conviene recordar lo que pasó en Dauphiné y la importancia de tener un buen grupo, casi tanto como ese Tinkoff que voló en la semana final del Tour.

Enfrente Contador tiene rivales de todo pelaje. El sempiterno Alejandro Valverde, el mejor ciclista en el cómputo general de las últimas diez ediciones de la Vuelta pero con un Tour en las piernas y la capitanía única de un equipo que corre mal por inercia. Si Contador puede agradecerle a alguien que la carrera fuera amarrada cuando nadie de su equipo le quedaba al lado debe ser a Movistar.

Tercero es Froome, en sintonía con lo que viene siendo su temporada, una especie de quiero y no puedo. El inglés está en un atolladero del que si sale con vida puede hasta deparar un susto mayúsculo a más de uno. En Aralar lo han tenido a huevo y no le han dado lo suyo, quizá porque no pudieran. Froome se ha agarrado a un hilo fino, frágil, que sólo él ve, pero que le sitúa tercero que no es moco de pavo, sobre todo cuando su equipo corre casi tan mal como Movistar.

Por detrás viene Purito, parco y restañando los esfuerzos de una crono que le vino en el peor momento pero que le dio vida. Lo tiene complicado, pero es quien mejor maneja el equipo que le rodea, que además parece el más fuerte cada vez que la carretera se pone seria. El éxito de Purito no se puede cimentar en tácticas ya conocidas, basadas en el ataque final y punto. Debe marcar un día en rojo y a la vista de paupérrimo recorrido ese puede ser Ancares. Sólo así puede sacar partido entero a su equipo. No lo tiene pero que nada sencillo.

Y a la vista de lo que ha hecho Fabio Aru y lo fuerte que ha rodado Robert Gesink, no conviene perder de vista ni a estos ni a Rigoberto Uran ni siquiera a Samuel, perfecto hasta la fecha. Viendo cómo están los mejores, la sorpresa puede venir de la retaguardia.

Imagen tomada de www.lavuelta.com

INFO

culotte

El culote largo de invierno Q36.5 Fleece Tights está concebido para un tipo de entrenamiento de invierno diferente. Para ciclistas que buscan un culote largo confortable térmico y duradero. Hemos empleado una combinación radical de tejido pero ligeramente diferente, un forro denso con una parte posterior de poliéster y poliamida, manteniendo el mismo patrón ergonómico y características de diseño que elLong Salopette, somos capaces de ofrecer un culotte largo de invierno, con una sensación más tradicional, térmica, duradera y funcional- disponible en u51pro San Sebastián, Madrid o en www.mikelkolino.com.

En dos semanas Mikel Kolino estará en la feria Unibike. Lo encontráis en el pabellón 14 – Stand 14D01A.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.