#LeCahier El merecido de Boasson Hagen

Victorias muy caras. Qué complicado ha sido ganar en este Tour si no eras un top, por cierto Boasson Hagen lo es, si no estabas en la quiniela de velocistas o de los grandes de la general. Pocos Tours como éste en ese sentido, entre el multiganador Kittel, los dobletes del Sunweb, las llegadas en alto entre los mejores y alguna fuga que ha llegado, la de Calmejane y poco más, no ha habido más cera que la que arde.

Boasson Hagen lo merecía. El noruego es como el clima de su país, frío. Puede perder en una photo finish imposible con Marcel Kittel que no se le oye una palabra más alta que otra. El fair play guía su camino y la clase su postura sobre la bicicleta.

Prodigio precoz, ganador insaciable, el nórdico era un ciclista que parecía vivir del recuerdo, de los tiempos pasados, pero este Tour ha sido otra cosa, como aquel competidor que hace seis años estaba marcado por los rivales. Recuerdo aquel Tour, había dos noruegos en el pelotón y ambos ganaron sendas etapas. El otro era un tal Thor Hushovd, poseedor del arco iris.

Exigencia máxima. El final de Boasson Hagen es de enmarcar en las escuelas, para verlo una y otra vez. No es necesario ciclismo de altitudes y puertos imposibles para ver finales preciosos, como esos a los que nos acostumbraba Peter Sagan hace tan sólo un año. El segundo clasificado Nikias Arndt probó el castigo en sus carnes, el mal paso de jugársela contra Boason Hagen desmelenado. Qué forma de rodar, por Dios.

Una fuga excelente. Veinte tíos se metieron en el corte de la jornada, veinte tíos que sufrieron lo suyo para ponerse con ventaja y hacer hueco. Ojo a la nómina: Bakelants, quien despertaba morbo por si visitaba el podio, Bennati, Mollema, su mejor Tour sin el puesto por obsesión, Albasini, Keukeliere, Brambilla, Galloopin, Chavanel y De Gendt, de quien dijeron que llevaba un tercio de Tour escapado en Eurosport. Con esa relación podéis imaginaros el desenlace.

Las tareas del Team Sky. Nos llamó la atención el trabajo que, en una etapa presumiblemente llana han desarrollado, Mikel Nieve y Sergio Henao. No había otro motivo que el reparto de fuerzas, y que los dos rodadores del equipo -sin Geraint- Kiryienka y Kwiatkowski descansaran para, con Froome, atar el primer triunfo por equipos del Team Sky en la crono marsellesa.

#LaProchaine Llega la segunda crono tres semanas después de la primera. Marsella y su mítico estadio del Velodrome acogen una prueba en la que posiblemente Froome salga coronado del Tour, que no tenga imprevisto alguno, y se defina el podio. Uran tiene más números, pero una cronometrada a final del Tour es un libro en blanco.

Imagen tomada del FB de Team Dimension Data

INFO

Hasta el próximo 24 de septiembre rodará la Summer Cup de Bkool

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.