No todo es dorado en el ciclismo colombiano

Tuvalum

Miramos y ¿qué vemos? Nairo, Chavez, Gaviria, Uran, los Henao,… y otros tantos que llevan un tiempo o llegan. El ciclismo colombiano viste grandes galas, está de moda, se lleva en los mejores foros. Pero las cosas no son sencillas, ojo, ni aquí, ni en ningún lado, porque la rebotica del ciclismo en España…

En un deporte largamente dominado por los europeos, hoy triunfan ciclistas colombianos en las carreras más prestigiosas del mundo.

La principal estrella colombiana es Nairo Quintana, quien ganó la Vuelta el año pasado y el Giro hace tres y ha sido subcampeón dos veces en el Tour. Considerado el mejor escalador del mundo, este año caso gana un Giro que perdió el último día por 31 segundos.

En Colombia, Quintana ha cargado contra los responsables del ciclismo de su país. Les acusa de demostrar ineptitud burocrática, negligencia en la selección del talento y ser timoratos en la lucha contra el dopaje, dejando muchos ciclistas en la estacada…

Así empieza el artículo que The New York Times le dedica al ciclismo colombiano esta misma semana, tocando muchas y varias teclas, remarcando no es oro todo lo que reluce y la frustración que ese paisaje que es un vergel a nuestros ojos, está provocando en muchos miembros de ese ciclismo que ahora mismo es una potencia mundial.

El artículo formado por John Otis desde Bogotá da voz a muchos actores, no sólo a Nairo. Refleja por ejemplo el tweet de Winner Anacona el año pasado a raíz del Tour: “Lo hemos logrado por nosotros mismos, con muy poca ayuda” algo que desmiente el presidente de la colombiana, Jorge Ovidio González que recuerda que los corredores no surgen solos, que se les hace y se les acompaña en el salto hacia Europa.

Dicen que la sede de la federación colombiana tiene las paredes con fotos en blanco y negro de Lucho Herrera. González recuerda que gracias a ellos Nairo corrió con 21 años el Mundial de Copenhague hace seis años. Y es que según González a Nairo le mueven motivos políticos. Ya veis, en ciertos países las grandes estrellas del deporte pueden pensar más allá de cuando cuelguen los hábitos y la política es moneda común. Yo la verdad no lo veo así, todo se lleva al terreno que interesa según quién opine o respire.

Pero Nairo no es el único azote de la federación, otros ciclistas hablan en el mismo tono e incluso se señalan carreras suspendidas, la total discreción de la Vuelta a Colombia cuando se celebra -recuerdo que hubo un tiempo que el país atrajo grandes nombres del ciclismo mundial a competir en alturas que te dejan seco- y la gestión del doping: “Mientras en Europa durante los noventa y primera década del 2000 surgieron muchos escándalos de doping, en Colombia existió un código del silencio” dice un periodista del diario El Tiempo. Incluso se habla de un ciclista, Juan Pablo Villegas, que fue marginado cuando sugirió el tema.

En este mal anillado cuaderno, ya nos escribieron hace un tiempo desde Colombia, asegurando que detrás de tanto glamour y pompa se esconde muchas historias. Fue a raíz del Team Colombia y su desaparición porque unos depredadores entraron en su gestión. Entonces, como ahora, en este artículo del diario neoyorquino, se llegó a la conclusión de que, lo que vemos y apreciamos del ciclismo colombiano es sólo la punta del iceberg de todo lo que podría dar de sí si cayera en las manos adecuadas.

Imagen tomada de Entrecunetas

INFO

Las mejores ofertas en Rose Bikes

Entradas recomendadas

2 Comentarios

  1. Quien pudiera tener la estructura del ciclismo colombiano …. solo soñar (yo soy chileno)

    3700 ciclistas federados en 28 ligas
    9 patrocinadores mas Coldeportes y Comité Olímpico de Colombia
    15 funcionarios profesionales para área ciclismo y administración
    Vuelta Nacional del Futuro 15 a 16 años con 27 ediciones
    Vuelta del Porvenir 17 a 18 años con 35 ediciones
    Vuelta de la Juventud 19 a 22 años con 50 ediciones
    Vuelta a Colombia con 67 ediciones

    Ya no es sorpresa que en las clásicas y grandes vueltas en el polotón se habla castellano…. arrunchados, tinto, trancon, cicla…


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.