Sylvain Chavanel es grande hasta pateando

 

Este domingo Sylvain Chavanel, ese emorme ciclista cuyo palmarés se le queda corto, estuvo en un ciclocross en lo que lamentablemente supone una excepción para los pros de carretera que omiten una disciplina que sus ancestros nunca menospreciaban. Afortunadamente una de las estructuras más fuertes del mundo, el Omega, tiene en Tom Boonen un ciclista que da nombre a un ciclocross recreativo, a Zdenek Stybar que se hizo grande en la modalidad y las incursiones de Chavanel quien apura sus últimos días con el maillot del equipo belga.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.