Van Aert en Ineos sería una pesadilla

Tuvalum

Los límites de Ineos tampoco repararían en Van Aert

Leemos que Wout Van Aert podría irse al Team Ineos mientras le vemos batirse con Tom Pidcock en Namur.

Vaya por adelantado que el libre mercado que dicta las normas de este circo es un sano ejercicio de fuerza de competencia, oferta y demanda que juega en la cuadratura del círculo y el encaje de todas las piezas.

Mientras muchos ciclistas rinden cuentas por la pandemia y sus consecuencias, contratos a la baja o simplemente no tienen equipos, otros beben en las mieles de una exclusividad bien ganada, pues poco diremos ahora del belga que ocupa estas líneas.

Sin embargo ver a Van Aert en el Ineos nos da grima, levanta ampollas y nos quita, casi, el sueño.

Sería una catástrofe, un desequilibrio en una balanza ya desequilibrada, con un actor cuyo radar no entiende de límites ni ceros.

Lo dijimos tras el Tour, la política de fichajes de Ineos no es de este mundo, hoy Van Aert entra en su órbita.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Es obvio, insistimos, que haya ley de mercado, pero ciertas reglas se deberían marcar con nitidez si se pretende evitar que el ciclismo muera ante nuestros ojos y no se haga nada.

Suscribimos una por una las palabras que firma Andrew Hood en VeloNews, especialmente el remate: «Ver a Van Aert compitiendo para el Ineos Grenadiers sería demasiado para algunos fans«.

Los ingleses han hecho fortuna en las grandes vueltas, pero las clásicas es otro cantar.

Les llevó tiempo ganar su primer monumento, seis años hasta que Poels les estrenara en Lieja, y las «majors» del adoquín, Flandes & Roubaix, no las han olido.

Van Aert está claro que entraría en esa quiniela, pero es complicado pensar que su rueda no la quieran trabajando en el Tour, en un «treno» que recordaría a los años de plomo de Chris Froome con el belga, pero también Dennis, Ganna, Castroviejo, Amador, Kwiatkowski… no hay sitio para todos.

En Jumbo, Van Aert ha tenido la salida hacia la carretera, más rentable, más lujosa que las campas de ciclocross y goza de ciertas libertades, dos etapas en el Tour, en Ineos se le privaría de todo ello y por ende al aficionado.

Poderoso caballero es don dinero, pero no todo debería regirse por él, aunque es obvio que al final acaba pesando.

La salud del ciclismo va también en estas cosas.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.